Cristo te ama cada día más a ti.   

 

"De tal manera te he amado, que he dado a mi Hijo

Unigénito, para que tú, si creyeres en él no te pierdas,

sino que tengas vida eterna. Juan 3:16

 

===

 

La luz vino vino a ti, pero tu te alejasteis de ella 

Pues todo aquel que hace lo malo detesta la luz y no viene a la luz

Cristo es la Luz del Mundo de ayer y hoy.

 

===

 

Jesús te dice: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida – Juan 14:6

Jesús te dice: Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás. Juan 6:35

Jesús dijo: Yo soy la puerta: el que por mí entre será salvo…yo he venido para que tengas vida, y para que la tengas en abundancia.  Juan 10: 9, 10

Jesús conoce tu condición espiritual y tu diario caminar, él sabe que cometes errores y que le has fallado…

¿¿Crees que te puedes esconder de él?

Mira lo que dice Dios:

 

  Romanos 3:10

No hay justo, ni aun uno.

  Romanos 3:23

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de DIOS.

  Romanos 5:12

Por tanto, como el pecado entro en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte paso a todos los hombres, por cuantos todos pecaron.

  Romanos 5:8

Mas DIOS muestra su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores, CRISTO murió por nosotros.

  Romanos 6:23

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dadiva de DIOS es vida eterna en CRISTO JESUS SEÑOR nuestro.

  Romanos 10:13

Porque TODO aquel que invocare el nombre del SEÑOR, será salvo.

  Apocalipsis 3:20

He aquí yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a el, y cenare con el, y el conmigo.

  Romanos 10:9-10

Que si confesares con tu boca que JESUS es SEÑOR, y creyeres en tu corazón que DIOS le levanto de los muertos, serás salvo, porque con el corazón se cree para justicia pero con la boca se confiesa para salvación.

 

Este es el tiempo agradable de Dios para ti, tal vez mañana es demasiado tarde…no dejes esperando a Dios, él tiene sus manos extendidas hacia ti hoy. Dile entonces:

Señor Jesús tal como soy con mis errores, defectos, pecados, negligencias, vengo a ti arrepentido de todos mis pecados. Límpiame de toda mi maldad.  Sé que he pecado contra ti,  te pido perdón por todo eso, hoy, te necesito hoy, protégeme desde hoy y enséñame a caminar contigo desde hoy. Gracias por darme una nueva oportunidad. Te amo Jesús.

Si asistes esta oración con fe, de seguro Dios la escuchó. 

Una cosa más…Adquiere una Biblia, léela  y visita a una iglesia evangélica donde se predique el evangelio sin adulterar (Preferiblemente de los concilios de: Las Asambleas de Dios, Iglesias de Dios, Cuadrangulares, Bautistas, Maranatha) No DEJES DE IR A LA IGLESIA.

 

Clic Aquí Para Salir de Esta Página