mujer bonita

Aprendiendo a ser Feliz



La primera cosa que tendríamos que enseñar a todo hombre o mujer que llega a la adolescencia es a leer  y estudiar la Palabra de Dios, La Biblia.  Los seres humanos de hoy nacemos  infelices ya que fuimos destituidos de la Gloria de Dios,  y aprendemos a ser lo que vemos de nuestros semejantes que por lo general es sumar más pecados a nuestras vidas. Decisiones cuando llegamos a la pubertad debemos tomar y esta  depende de nuestra elección el que nos llegue la felicidad o la desgracia,  muchos piensan, que la dicha  y la felicidad, pueda encontrarse como se encuentra  una moneda por la calle, o que pueda tocar  la puerta de nuestra vida como una lotería.   La felicidad  es algo que se construye, ladrillo a ladrillo, como una casa.

Es necesario  enseñarles  a nuestros jóvenes que la felicidad nunca es completa en este mundo y sin Jesucristo  como Señor de nuestros corazones mucho menos ,pero  aún así, hay razones más que suficientes de alegría para llenar una vida de entusiasmo y una de las claves está precisamente en no renunciar o ignorar los trozos de felicidad que poseemos por pasarse la vida soñando o esperando la felicidad entera. Si realmente deseas ser feliz: empieza aquí.

Es necesario decirles a nuestros jóvenes que si  hay «recetas» para la felicidad y no como dicen mucho que  no hay una sola felicidad, sino muchas felicidades y que cada hombre o mujer  debe construir la suya, que puede ser muy diferente a la de sus vecinos.  Cuando mezclamos los conceptos aprendidos en las escuelas seculares provenientes de letrados inmorales, sin temor a Dios, lo que se recibe es más infelicidad que lo que se está buscando.  Te voy a dar algunas recetas para que construyas la felicidad que tú deseas tanto en tu vida como para los que te rodean:
  • "He aquí cuán bienaventurado es el hombre o la mujer quien Dios reprende; no desperdicies, pues, la disciplina del Todopoderoso" Job 5:17
  • "Bendito eres si tu Dios es el Dios de Israel porque serás bienaventurado" Salmo 144:15
  • "Cuando no hay visión, mi vida se desenfrena, pero bienaventurado seré si  guardo  la Ley de Jehová mi hacedor" Proverbios 29: 18
  • "Es mejor ser pobre humilde, que un orgulloso rico" Proverbios 16: 19
  • En todo lo que hagas, Pon a Dios en primer lugar, y Él te guiará y coronará de felicidad y éxito tus esfuerzos" Proverbio 3:6

    Añadir después de esto el camino por el que quieres transitar. No hay  una serie de caminos como dicen muchos, para llegar a la felicidad, hay un sólo camino para lograrlo y este es el camino: "Yo soy el camino la verdad y la vida; nadie viene al Padre Eterno, sino por Mí , Jesús" Juan 14:6

    Adaptabilidad:

    Comprender la naturaleza de las personas con quienes nos rodeamos, es de gran importancia. Queremos ser amados pero no queremos amar ni menos compartir las riquezas tantos visibles como invisibles con otros. "El que me ama; mi palabra guarda en su corazón; y mi Padre le amará... " Juan 14: 23  Ajustar  el modo de ser y la  conducta  que llevamos hacia otros,  de tal manera que fuésemos agradables a los que nos rodean, es mostrar quien vive en nuestro corazón. Soportar  y Reaccionar siempre de modo armonioso, es mostrar crecimiento y conocimiento de Dios en nuestras vidas.

    Servicio:

    Sirve a todos, ama a todos. Siente que el Señor se encuentra en todos y en cada uno de los seres humanos, y que Él es el ser de todos, esta es la creencia de los religiosos, hipócritas,  y no son ciertas, con seguridad puedes sentir cualquier cosa hasta un demonio pero eso no proviene de Dios. El servicio inicia al reconocer la luz de  Cristo Jesús en nuestro propio interior. Escucha lo que dice Jesús: "Yo la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas" Juan 12: 46

    Humildad:

    Respeta a todos. No eleves el tono de voz delante de personas mayores. Ve al Señor en todos y siente que eres su servidor y por lo tanto el servidor de todos. No consideres a nadie inferior a ti. Recuerda:  "La humildad y el respeto hacia El Señor Tu Dios, lleva al ser humano a la riqueza, a la honra y  a una larga vida" Proverbios 22: 4

    Integridad:

    Desarrollar una personalidad  de integridad es muy recomendable en estos tiempos ya que la juventud adolece de gran cantidad de principios y este es uno de los principales. Educar no sólo se hace en los colegios y universidades, inicia en la casa. Recoge todos los cabos sueltos de tu carácter, vida y principios porque de eso depende tu futuro. Hazte persona de elevados principios morales pero sobre todo Temerosa de Dios, por que si lo haces con seguridad tendrás un gran futuro en la vida. "Dios resiste a los no íntegros y soberbios pero da gracia a los humildes e íntegros" Santiago 4:6 Lleva una vida recta. "Deja que emane de ti la dulce fragancia de la rectitud pero sobre todo enseña al joven los caminos que debe andar y aun cuando viejo no se apartará de él"  Proverbios 22: 6

    Nobleza:

    Huye de las bajezas de la mente y de las malas amistades, hacerlo es  como apartase  del veneno. Nunca consideres los defectos de otros. Aprecia sus buenas cualidades. Nunca condesciendas a los malos pensamientos, palabras y acciones. Recuerda: "Bien le va al hombre o a la mujer que se apiada y presta, arreglará sus asuntos  con juicio" Salmo 112: 5 La nobleza comienza en el corazón de la humanidad, no se aprende en las calles, comienza en uno mismo. Practicarla es atraer hacia si, grandes réditos de todo tipo. No practicarla es alejarse de las bendiciones.

    Magnanimidad:

    Considera a todas las cosas con mente abierta. Ignora los defectos de otros. Sé noble y abierto en cuanto hagas. Evita las charlas inútiles y el chisme. No dejes que tu mente permanezca en cosas pequeñas. "Cercano está Jehová  a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu" Salmo 34: 18

    Caridad:

    Da. Irradia tus pensamientos de amor y de buena voluntad. Perdona a tu prójimo. Bendice al hombre que te injuria. Comparte lo que tienes con otros. Difunde el conocimiento espiritual si Cristo es Tu Señor. Utiliza los bienes materiales, el conocimiento y la sabiduría que posees como un don divino que te ha confiado el Señor para que lo distribuyas entre sus hijos. Dando es que se recibe. "Vence con el bien al mal" Romano 12: 21 "Porque no te ha dado Dios un espíritu de cobardía  sino de poder, amor y de dominio propio" 2 Timoteo 1: 7

    Generosidad:

    Sé magnánimo  cuando des. Ten un corazón dadivoso. No seas miserable. Deléitate con las alegrías de otros y en hacer felices a otros. La generosidad es una virtud hermana de la caridad. Es la culminación de la caridad, la magnanimidad y la nobleza.  Sólo sé que ..."el que siembra generosamente, generosamente cosechará" 2 Corintios 9:6

    Pureza:

    Sé puro de corazón. Elimina la lujuria, la cólera, la avaricia y otras malas cualidades. Sé puro en tus pensamientos. No dejes que entren en tu mente malos pensamientos. Piensa siempre en Dios. Piensa en el bienestar de todos. Sé puro en tus palabras. Nunca pronuncies palabras vulgares o groseras. Sé puro también con tu cuerpo. Mantenlo limpio. Mantén tus ropas y tus alrededores limpios. Observa las normas de higiene física, mental, moral y espiritual. Todo esto está muy bien, sin embargo, quiero que sepas, lo que dice la Biblia, la palabra de Dios: " ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y Quién  estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón" Salmo 24: 3, 4 Uno de los atributos de la pureza es: Santidad, porque sin santidad nadie  verá Dios.
     

Todos estos ingredientes con seguridad son parte de la felicidad que debes demostrar en ti primero para que otros la demuestren hacia ti en forma reciproca. Dios te Bendiga

 

mujer virtuosa
TU DESTINO EN DIOS está en tus manos  ahora: Recibe a Jesús como tu Real Señor de Tú corazón y no mezcles con demonios religiosos tu vida. Todos los que hemos recibido a Jesús como nuestro Señor y Salvador, somos considerados Hijos de Dios. El que a mí viene dice Jesús...No le echo fuera. Pero si continuas tal como estás no alcanzarás la gloria de Dios que tanto deseas

Si no has hecho la oración de fe, ésta es tu oportunidad de decirle al único que te puede garantizar la vida eterna, lo siguiente: Señor Jesús he pecado contra ti, contra el cielo y contra mi cuerpo que es templo del Espíritu Santo, te pido perdón y me arrepiento de todos mis pecados, límpiame e inscribe mi nombre en el libro de la vida.

Dios te Bendiga y le doy gracias a Dios por la decisión que tomasteis, este es el tiempo que Dios a escogido para Ti, no lo desperdicies.

                     Dios quiere hacerte Libre



Si este mensaje llego a tu corazon solo reenvialo a tus contactos para que Dios haga una obra grande en sus corazones. VISITA A www.panamae.com el portal que transforma vidas

Publicado por: taty y Juan Quintero director de www.panamae.com
[ Este documento lo recibes por cortesía de www.iglesialatina.org y modificado por www.panamae.com  ]