Este documento llega a usted por cortesía  Juan Quintero director de www.panamae.com  Primera librería online panameña. Fuente: Biblia de Estudio diario Vivir, Editorial Caribe, Diccionario de la Santa Biblia-w.w.Rand La Biblia Pastora- R. Valera 1995

 Yo no lo conocía dijo Juan: "Sobre quien veas descender el Espíritu y permanecer sobre él, ese es el que bautiza  con Espíritu Santo"         San Juan 1: 33

 

Verdad Central de lo que vas a leer: El Espíritu Santo es una persona divina, quien con el Padre, Son Uno.

 

Recibe desde Panamá las Bendiciones del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: El Padre, El Verbo (Hijo) y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. 1 Juan 5:7.  
 

Visión y Misión: HACERLE CONOCER LA IMPORTANCIA DEL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA DE TODO SER HUMANO.

 

Quién es el Espíritu Santo

 

 

           Hemos oído hablar muchas veces del Espíritu Santo: a nuestros padres, abuelos, tíos, ancianos, y hasta algunos jóvenes mayores, cuando los domingos vamos a la iglesia el sacerdote o el pastor frecuentemente habla del Espíritu Santo, ¿Pero realmente sabes quién es?

          De seguro te pasó lo que a mí, antes de saber quien es el Espíritu Santo. Yo no creía que era real, porque no lo veía, no lo podía tocar y mucho menos podía hablar con él como lo hago con usted o con cualquiera persona natural. Recuerdo la primera vez que asistí a una reunión en una iglesia evangélica de mi país, y le pregunté a la joven que estaba a mi lado: ¿De qué está hablando ese hombre? Ella muy gentilmente me contestó: Del Espíritu Santo y le respondí: ¿Dónde está ese hombre que no lo veo? Ella se sonrío y me dijo: No lo ves pero lo sentirás, si le pides que entre a tu corazón, la miré y dije: Tú estás loca y me comencé a reís a carcajada en plena reunión. Todos me miraron asombrados, y dije: ¡Qué me miran! tengo algo en mi cara, y continué riendo a carcajadas. Dios también conoce a los neófitos e ignorantes como yo, en esa ocasión. Han pasado aproximadamente 13 años de esa anécdota y cuando la veo nos reímos de mi ignorancia. Eso pasa cuando decimos conocer a Dios pero con nuestras actitudes lo negamos, lo rechazamos y hasta lo ofendemos.

         Tres cosas importantes que tienes que saber:

  1.  No se puede sentir, ver ni experimentar una experiencia con el Espíritu Santo si no se es Temeroso de Dios. Tal vez escuches voces...¡Cuidado! porque de seguro que no es de Dios. Tal vez hables en otras lenguas, ¡Cuidado! de seguro que no provienen de Dios

  2. No se puede tener una relación personal con el Espíritu Santo, si andamos por malos caminos, adulterando, fornicando, robando, mentimos, actuamos de manera deshonesta y ruin.

  3. El Espíritu Santo es celoso en sus manifestaciones. Cuando la casa que es tu corazón, cuerpo y alma está sucia, él No se manifestará.

      ¿Sabes que eres templo del Espíritu Santo?  Templo significa casa y si tu casa está sucia, lo primero que haces cuando tienes un invitado de lujo, es limpiarla totalmente: la barres, trapeas, limpias las persianas, el patio, hasta compras cortinas nuevas y tal vez algunos muebles lo reparas para recibir a ese invitado especial a tu casa, cuanto más deberías hacer para invitar a tu corazón al Espíritu Santo de Cristo quien murió por ti y por todo el mundo.

       De seguro no comprendes lo que estoy diciendo ya que todavía no lo conoces. Quiero decirte, El Espíritu Santo, es la Tercera Persona de la Verdad. Se dice que procede del Padre, creador de los cielos y la tierra. Mora en el Hijo, quien fue enviado del cielo a la tierra para que nos reconciliáramos con el Padre, debido al desorden moral, ético y religioso de esa época, sin embargo, la humanidad de ese tiempo no lo reconoció, todo lo contrario, lo golpeo, lo escupió, y hasta lo crucificó, igual como pasa hasta hoy, ¿Cuantas veces has crucificado a Cristo el que te permite respirar hasta hoy? Muchas veces...diría yo. Quiero decirte: Sin Cristo en el Corazón, No habrá manifestación del Espíritu Santo.

        Creo que ahora si estás preparado para conocer: Quién es el Espíritu Santo de Dios.

         Primeramente debes hacer lo siguiente: Espíritu Santo bienvenido a mi vida, mente y cerebro, bienvenido a mi alma y a mi espíritu, Espíritu Santo revélame a Jesucristo en este momento. Te pido perdón Señor Jesús por todos mis pecados, me arrepiento de haberlos cometido. Límpiame con tu sangre de poder, libérame de todos esos pecados que no te he confesado hoy, y te pido perdón y me arrepiento de ellos también. Renuncio a todos los pecados heredados de mis padres y de todos mis antepasados, no lo quiero para mi ni para mis futuras generaciones. Libértame con tu poder Señor Jesús de todas esas prácticas religiosas que hasta hoy había practicado y que me conducían al infierno y no a Ti.  Gracias Señor Jesús porque desde este momento sé que mi nombre está inscrito en el libro de la vida.

         Se ha enseñado por siglos que el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Trinidad, que es uno con el Padre y uno con el Hijo (O sea con Jesús) Se nos ha enseñado que el Espíritu Santo es Dios. Una Encuesta Galop tomada en el año 1966 reveló que 97% del público Americano creía en Dios (El diablo no sólo cree, lo conoce y le teme, dice la Biblia).  De ese número, 83% creían que Dios es una Trinidad...Al preguntarle ¿Por qué creían eso?

La respuesta fue: porque lo decía el pastor o el sacerdote. ¿Y usted personalmente lo cree? En realidad no tengo tiempo de profundizar en eso, respondió más del 75% a quién se les preguntó. Duele escuchar eso de quienes decimos ser cristianos "Por desconocimiento padece mi pueblo" Dice la Biblia. De hecho, la mayoría no tienen el deseo ni el incentivo para entender lo que enseña las escrituras, cuanto más tener una comunión con el Espíritu Santo.

Creo que en América Latina, ese porcentaje es mayor en este tiempo, debido a que el latino general no le gusta leer y menos estudiar la Palabra de Dios, por eso anda de tumbo en tumbo o sea de pecado en pecado, de pobreza en pobreza, de adulterio en adulterio... en fin de brazos del diablo y de satanás. Duele decir esto, pero esa es la realidad del hispano parlante de este tiempo, incluyendo a muchos que dicen conocer a Dios, pero con sus actos y acciones lo niegan todos los días.

        Quiero decirles, que las cosas de Dios se toman o se dejan. O se es de Dios o se le sirve al diablo y a Satanás. En los caminos de Dios, no hay términos medios. Se cree por fe a él y a su Palabra: La Biblia o no se cree. O conoces o no conoces al Espíritu Santo. Lo aceptas como Dios o no lo aceptas. Dios es un caballero, él no obliga a nadie a creer. Es una decisión personal de cada individuo. Tuya es la decisión. Lo que sé: Que Dios no puede ser burlado. Bueno eso dice su palabra y yo la creo, ¿Y tú?

        Quiero que sepas que la palabra Trinidad no existe en la Biblia como tal, pero lo que es real que El Padre es creador del universo y que al ser creado los cielos y la tierra, la tierra estaba desordenada y vacía, como lo está o estaba tu corazón, tú alma y tú espíritu hasta hoy, La Biblia dice que las tinieblas estaban sobre la faz del abismo y el Espíritu de Dios (O sea el Espíritu Santo) se movía sobre la faz de las aguas (Génesis 1: 1,2)  ¿Sabes qué significa faz? El diccionario secular la define como: Rostro, cara, La Santa Faz: Rostro de Jesús. Es necesario saber, que aunque nunca hemos visto al espíritu Santo en persona, él estuvo allí en la creación del Universo, al igual que estuvo el Padre y el Hijo. Así está ahora contigo, para llevarte a toda la Verdad.

         Lo que hace falta a los seres humanos de hoy es Fe para creer, para creer en ese dinamismo de los hombres y mujeres de los tiempos bíblicos en reconocer a Jesús como Dios y al Espíritu de Dios como una persona real, que se mueve, que exhorta, que nos corrige, que nos guía y sobre todo nos conduce a Dios porque es Dios. Este tipo de mensaje no proviene de los hombres, ni de mujer, tampoco de teólogos con mentalidad de fariseos o mejor dicho de Esenios - lo más parecido a los católicos de hoy ya que ellos creían que los rituales y ceremoniales los hacían gente justa para ir al cielo (Rituales conocidos: procesiones, comulgar, rezar, repetir el rosario muchas veces, flagelarse)- Este mensaje tampoco  proviene de personas que practican: la masonería, el rosacrucismo, la quiromancia, lectura del tarot, de babalaos, santeros, brujos o de hechiceros. NO... este mensaje proviene del Espíritu Santo de Dios.

         Sin santidad no se puede hablar del Espíritu Santo y menos saber quien es él. Sin fe es imposible aceptarlo como Dios y menos dirigirnos a él como una persona real. El no tener una mente dispuesta a escuchar su voz nos mete en graves problemas...y muchos por incrédulos lo están viviendo y experimentando hasta hoy.  Tal vez seas un teólogo religioso, de esos que dicen conocer a Dios pero sus acciones demuestran que Dios no está en ellos y de seguro criticas demasiado a quienes adversan tu posición y tus erradas creencias.

        ¿Sabes lo que te falta para reconocer y aceptar al Espíritu Santo como un Dios real en tu vida?

  •  Tener Fe  y creer en lo que dice la Palabra inspirada por Dios: La Biblia.

  • El Espíritu mismo te dará testimonio a tú espíritu, de que eres hijos de Dios” (Romanos 8:16)

  • Un árbol sin savia se muere. El Espíritu Santo es la Savia de tu alma y de tu espíritu, para que lo que se vea en ti, sea producto de lo que no se ve, o sea lo que está en tu alma, espíritu y corazón.

  • Así como no ves tu alma o tu espíritu, pero están allí, así mismo es el Espíritu Santo, está allí y muy dentro de ti para ayudarte a que lo aceptes como una persona real y le puedas hablar y él contestarte. Algunos le llaman sexto sentido otros le llaman: voz interior, lo cierto es que es el Espíritu Santo de Dios.

  • Hoy día más son los que fracasan a diario en todo. El motivo: la falta del Poder del Espíritu Santo de Dios.

  • Hoy día los que creemos que somos hechura de Dios y no provenimos del mono, introducimos a nuestras vidas teorías dañinas como la humanista, la exaltación del yo o ego y dejamos a tras lo que dice la Biblia: Sin santidad nadie verá al Padre, Nadie va al Padre si no es por medio de Jesús, el Dios vivo, Sin comunión con el Espíritu Santo no le seremos fiel a Cristo y menos al Padre.

         El ESPÍRITU SANTO es una Persona real, igual que tú y yo, se manifiesta en diferente forma y manera, habla, inspira, nos corrige, nos disciplina, nos exhorta, alegra nuestro hombre interior, nos protege de las maquinaciones satánicas, nos anima a continuar luchando y poner siempre al diablo sobre la planta de nuestros pies.

         EL QUE NO DEJA QUE EL ESPÍRITU SANTO TRABAJE EN SU VIDA, Y CUIDA DE SU CUERPO como templo del Espíritu Santo, estará a merced de satanás y de espíritus inmundo.

                           Gracias por permitir llegar a ti. Gracias por permitir que el Espíritu Santo hable a tú corazón, alma y espíritu.

Te invito a leer completamente Gratis para ti... lo siguiente:

 Sólo Cristianos Revelación del Infierno Apocalipsis Construyendo tu infierno

       

Salir de esta Página