Este documento llega a usted por cortesía  Juan Quintero director de www.panamae.com  Primera librería online panameña. Fuente: Biblia de Estudio diario Vivir, Editorial Caribe, Diccionario de la Santa Biblia-w.w.Rand La Biblia Pastora- R. Valera 1995

 Yo no lo conocía dijo Juan: "Sobre quien veas descender el Espíritu y permanecer sobre él, ese es el que bautiza  con Espíritu Santo"         San Juan 1: 33

 

Verdad Central de lo que vas a leer: El Espíritu Santo es una persona divina, quien con el Padre y el Hijo, Son Uno.

 

Recibe desde Panamá las Bendiciones del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: El Padre, El Verbo (Hijo) y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. 1 Juan 5:7.  
 

Visión y Misión: HACERLE CONOCER LA IMPORTANCIA DEL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA DE TODO SER HUMANO.

 

 El Espíritu Santo es el que hace que Cambie el Corazón

 

 

        La teología humana aplicada por muchos infractores de las normas establecidas por el Creador de los cielos y la tierra, siguen siendo la misma que estableció Dios desde la fundación del mundo y se encuentra en la Palabra de Dios: La Biblia.  Aunque muchos de esos que se hacen llamar sabios hoy, llaman a las sagradas escrituras Retazos.

Quiero decirte que esos retazos de palabra de Dios, cambiaron mi vida, y hoy, soy una nueva criatura lavada por la sangre de Cristo,  gracias a los secretos  que nos muestra el Espíritu Santo  en la Biblia y por medio de todos sus recursos naturales para que los humanos de hoy transformemos nuestros corazones para beneficio propio y de nuestro futuro estado ante los ojos de Dios.

        Siempre he sostenido, no hay peor ciego que el que no quiere ver, y sordo que no quiere oír, y agrego: No hay peor cristiano que el que quiere interpretar la Palabra Inspirada por Dios: La Biblia, para justificar sus errores, fracasos y hasta sus pecados. Sin el Espíritu Santo moviéndose en nuestro corazón es imposible tener un corazón sincero ante los ojos de Dios. Nuestras actitudes nunca serán agradables a Dios, sin el Espíritu Santo no actúa en nosotros y para eso hay que aceptarlo primero como Dios, luego pedir perdón ya arrepentirse de  nuestros pecados ante Cristo, y sólo así, podemos lograr un mover en nuestro interior del Espíritu Santo de Dios.

        Cuando usamos la teología humana para relacionar o enmendar nuestras torpes ideas con la realidad bíblica, los resultados son evidentes: errores, fracasos, ira, contienda, soberbia, falta de recursos financieros, discusiones con nuestra pareja, problemas con los hijos, enfermedades, malas palabras comienzan a salir de nuestras bocas, actitudes deplorables comienzan a florecer, en fin...un deterioro total. En pocas palabras Necesitamos al Espíritu Santo para que Cambie  Nuevamente nuestro corazón.

         Jesús usó una palabra muy conocida en este tiempo, para aquellos que no quieren dejar al Espíritu Santo que cambie su corazón y fue esta: "¡Generación de Víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno siendo malos? Porque de la abundancia del Corazón habla la boca" Mateo 12: 34.

        El Espíritu Santo conoce el corazón de cada humano sin importar su color, su raza, su estatus financiero, si es rico o pobre, profesional u obrero, si es ama de casa o una distinguida funcionaria pública, si es corrupto o narcotraficante, si es un soldado o un guerrillero, si es adulto o joven, si es niño o anciano, él conoce lo más intimo de nuestras debilidades y hasta escudriña primero que todo nuestros pensamientos.  No aceptar al Espíritu Santo como Dios no agrada a Dios Padre, no agrada a Jesús el Hijo y eso siempre traerá pésimas consecuencias y resultados a quien rechaza al Espíritu Santo como Dios.

Nadie saca nada bueno dentro de si si no es porque el Espíritu Santo no lo guía a efectuar ese acto. Muchos humanos ni saben que fue el Espíritu Santo que lo indujo hacer una obra buena sin pedir nada a cambio. "El hombre bueno del buen tesoro de su corazón saca lo bueno y el malo, del mal tesoro de su corazón saca cosas malas" Mateo 12:35. Ahora puede ver con claridad que él único que hace que el corazón sea transformado es el Espíritu Santo, por lo que debes reconocerlo como Dios, como un ser real, que habla, hace, trabaja, nos ve, nos educa y nos inspira a desarrollar buenas obras.

        Lo que sale de nuestra boca es lo que está en el corazón y si sale de ella cosas no agradables, de seguro en tú corazón no reina el Espíritu Santo y lo Necesitas con PRONTITUD ya que tu vida está a merced del diablo y satanás. Los problemas del corazón no se solucionan al ir donde un cardiólogo humano, el cardiólogo que necesitas se llama ESPÍRITU SANTO, él no sólo transformará tú corazón de piedra, sino que te dará un corazón de carne, para poderse mover con libertad en él y así llenar tu alma y espíritu de obediencia, sinceridad, alegría  y sobre todo paciencia, cosa que hace falta grandemente en este tiempo.

Todo te lo dará el médico que no se ve pero que está dispuesto siempre para ti y así  cambia cualquier dolor natural o afecciones cardiacas con su gran poder para que se cumpla lo que está escrito en su Palabra, la Biblia: Lo que se ve es producto de lo que no se ve. ¿Alguna vez has escuchado que existe un médico que cura las enfermedades del alma, o del espíritu? No verdad, pues es necesario que conozcas que existe un sólo médico que opera sin anestesia y cura por completo esos males que no todos lo pueden ver, pero que son reales y hasta causan la muerte natural. El nombre de ese médico especialista se llama: ESPÍRITU SANTO.

          Nosotros los humanos no comprendemos la revelación de Dios sobre el Espíritu Santo, con relación a su labor, a su existencia y sobre todo la forma de actuar en nuestras vidas, e allí la gran dificultad que mostramos en nuestro diario vivir. Creo que la mejor forma de explicar sobre este tema es con un ejemplo y tomaremos para tal  a un hombre alcohólico y a su esposa, ella había ido varias veces a los grupos Alcohólicos Anónimos, él había asistido a hogares crea, donde le permitían fumar y hasta adulterar con mujeres que vivían cerca del lugar donde se ubicaba el centro de rehabilitación de hogares crea, pasado un año de estar allí, el hombre volvió a su hogar, no habían pasado dos semanas de su regreso cuando volvió a caer no sólo en el alcohol sino en drogas, robaba y casi asesina a una vecina, su esposa, no mejoró se hizo cómplice de su esposo y ambos fueron enviados a la cárcel por separados. En la cárcel conocieron a un grupo de evangélicos y allí fueron liberados de esos demonios de alcoholismo y drogadicción, aunque todavía al momento de redactar esta notas permanecían en la cárcel, su corazón era libre, ambos recibieron de parte de los custodios de sus respectivas cárceles permiso para asistir a una iglesia evangélica en su país  y ya están esperando el perdón presidencial para salir libres. Tres cosas es importante que usted observe aquí: Terapias humanas sin el  Poder del Espíritu Santo no funcionan. Se cumple lo que dice las escrituras: Cuando la casa está limpia, 7 demonios más entrarán si se le da la oportunidad. Eso ocurrió en el caso del varón, dañando por completo su hogar. Los sicólogos no tienen el poder para sanar el alma, ni el espíritu ni mucho menos el corazón de lo que no han hecho, Sólo hay uno que puede restaurar lo que ensució satanás con alcoholismo, drogas, robos y contienda y su nombre es EL ESPÍRITU SANTO.

        Muchos casos talvez usted conozca, que le sirvan de ejemplo de los cambios que hace el Espíritu Santo en la vida del ser humano. Si usted no toma una decisión seria de permitir al Espíritu Santo dirigir su vida, su hogar o su negocio, esto es lo que le espera: Fracasos, problemas, desilusiones, y sobre todo pérdidas no sólo económicas sino de lo que más usted dice que ama. El escritor de este mensaje vivió esa experiencia, por eso sé que el Espíritu Santo es real, y que habla a quienes desean ser dirigidos por él para corregir, y enmendar nuestros malos caminos.

A mí no me cambió el corazón Ninguna Religión, sino fue el ESPÍRITU SANTO permite entonces que cambie el tuyo también y experimenta una nueva renovación, tanto interna como externa. Sólo hay uno en este tiempo que tiene el Poder y la autoridad para hacerlo, su nombre: EL ESPÍRITU SANTO.

        TOMA LA DECISIÓN, él lo hizo por mi y lo hará por ti también

    Después de todo ¿Qué tienes que perder?

                           Gracias por permitir llegar a ti. Gracias por permitir que el Espíritu Santo hable a tú corazón, alma y espíritu, permite que otros conozcan este documento reenvíalo a tus amistades.

Te invito a leer completamente Gratis para ti... lo siguiente:

 Sólo Cristianos Revelación del Infierno Apocalipsis Construyendo tu infierno

Salir de esta Página